Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fiestas’

Allande inicia expediente para que sus fiestas sean declaradas de interés turístico regional

Al que madruga, Dios le ayuda, dice el proverbio. Y así lo han entendido en Allande que ya, en pleno enero, ha procedido a la contratación de las orquestas para las veraniegas fiestas del Avellano que se celebran en septiembre.
Como viene siendo costumbre del equipo de gobierno, una vez aprobado el presupuesto municipal del año, que se hizo en el mes de diciembre, se procede a realizar la contratación de las citadas orquestas a fin obtener la mejor oferta posible en la relación calidad/ precio.
Este precio de contratación que se mantiene inalterable en los últimos cinco años asciende a 21.240 euros, y en esta ocasión fue adjudicado a la empresa Trébol Musical, S.L.
La primera de las verbenas, a celebrar el viernes, 7 de septiembre contará con las actuaciones de las orquestas SUPERFAMA Y ODEÓN.
El sábado, 8 de septiembre, día grande de las fiestas, contarán con la actuación musical de las orquestas SOLARA y KAMELOT.
La última verbena se celebrará el domingo, 9 de Septiembre, y estará amenizada por las orquestas D´CINE Y SIERRA DE LUNA.
Por otra parte señalar que la Concejalía de Cultura iniciará este año expediente para solicitar la declaración de interés turístico de las fiestas patronales, teniendo en cuenta, sobre todo, la singularidad de la Virgen del Avellano, ya que, argumenta, es la única denominación mariana bajo la advocación de “Avellano”, así como la gran tradición de esta festividad y su descarga, cuyos orígenes que se remontan al siglo XVI, cuando los Condes de Peñalba ejercían el señorío del territorio de Allande desde el palacio de Cienfuegos.

Anuncios

Read Full Post »

Se celebrarán del 12 al 18 de agosto

Las fiestas de San Roque, en Tineo, que se celebrarán los días 12,13,14,15,16,17 y 18 de agosto ya tienen pregonero: Se trata del radiofonista cangués Miguel Ángel Pérez Flórez, que dirige el magazine “Cangas del Narcea en la Onda” que se emite de lunes a viernes a partir de las 12:30 horas en Onda Cero Radio en su emisora de Cangas del Narcea.
Miguel Ángel Pérez es un profesional muy conocido y apreciado tanto en la comarca como en el concejo tinetense al que, además, le unen lazos afectivos pues está casado con una tinetense del pueblo de Sorriba.
Ambos motivos, los profesionales y familiares, asegura la organización de las fiestas, hacen de Miguel un perfecto conocedor de la realidad del concejo y ello ha motivado su designación para ofrecer el pregón que abrirá las fiestas sanroqueñas.
En este mismo ambiente de preparación festiva ha sido también elegido el cartel que anunciará estas fiestas. La ganadora ha sido Almudena Cuervo Conde, joven tinetense que ha realizado estudios de Diseño Grafico (gráfica publicitaria) en la Escuela de Arte de Oviedo. La decisión fue larga y complicada por cuanto fueron muchos los carteles presentados y todos ellos de muy alta calidad

Read Full Post »

Los peñistas del Refuerzo entregan claveles a las cangueses tras las primera descargas del día 16

La vorágine de pólvora y música que se desencadena en Cangas lleva a que muchos y pequeños detalles que hacen entrañables estas fiesta se pierdan entre los grandes documentos que generan la Descarga y los Fuegos Artificiales que ininterrumpidamente lanzan la Peñas de la Pólvora.
Queremos resaltar el acto que año tras año vienen protagonizando la peña El Refuerzo en la mañana del día 16 de julio. Uniformados con sus clásicas camisas de marrón carmelitano (no olvidemos que las fiestas son en honor de la Virgen del Carmen), miembros del Refuerzo se apostan a la puerta de la basílica de Santa María Magdalena a la salida de la misa de doce, tras la procesión mañanera en que la Virgen sube de su ermita ala Basílica, y allí van a entregando un clavel a cuantas mujeres pasan por sus cercanías. Ello hace posible que la Plaza de la Oliva se ilumine de colores y luz tanto por lo spropios claveles como por el colorido de cientos de vestidos de fiesta.


Y allán van calle arriba las cangueses luciendo palmito y claveles a la vez que el el cielo siguen estallando voladores. Pólvora, luz y belleza para esta original fiesta.
Cuentan los del Refuerzo que la idea surgió hace unos años de una manera espontánea y sencilla. “Cayó muy bien y decidimos seguir adelante con ella”.
En un principio repartían en la Plaza de la Refierta y ello llevaba a que cuando llegaban todos aquellos que habían acudido a los actos religiosos, ya no quedaban claveles. De ahí que este año decidieses hacerlo ala salida de misa. El éxito ha sido total y las mujeres agradecían con una enorme y luminosa sonrisa el detalle de los del Refuerzo. Nosotros fuimos testigos.

Read Full Post »

Desfile de peñas y primeras tiradas de pólvora y fuegos artificiales

           Rondaban las nueve y media de la noche cuando el periodista deportivo de La Voz de Asturias, Chisco García, disparaba, con mando a distancia, eso sí, el primer barreno que abría la atronadora semana de las fiestas del Carmen de Cangas del Narcea. Lo hacía desde el balcón del ayuntamiento al terminar de leer ante cientos de enfervorizados cangueses el pregón festivo. Un pregón el el que repasó su visitas a Cangas desde mis primeras fiestas, aquellas que pasé disfrutando la mañana, la tarde y sobre todo la noche de esta villa maravillosa, y lo hice de la mano de una de esas peñas de la pólvora que hacen posible toda esto, la de El Refuerzo. Otras, están este año de aniversario, no es fácil cumplir las bodas de oro como El Voladorón o la primera década al pie del cañón como La Castaña y para ellas y para el resto muchas felicidades y muchas gracias”.
Tuvo especiales recuerdos para los amigos que le acercaron a esta villa: “Al primero, tengo que agradecerle que me descubriese Cangas, y ahora es mi policía favorito, Román; los otros son sus compinches del alma: David Membiela y Marcos Verano. Si este pregón no os gusta pedirles las cuentas a ellos, que son los responsables”.
Como él mismo señalaba, cerró el pregón “plagiando a los creativos de Coca-cola” y asegurando que “las fiestas del Carmen podemos decir que cumplen también ese requisito porque son: para los de Cangas; para los que no son de Cangas; para los que plantan el arbolón; para los que no ayudan a plantarlo; para los que tiran voladores; para los apurridotes; para los que tienen miedo a la pólvora; para los que les molesta el ruido de la descarga; para los que vienen desde toda a Asturias a disfrutar de ella; para los que quieren que el Sporting siga en Primera; para los que quieren que el Oviedo también suba a Primera; para los del Partido Popular; para los del PSOE; para los de Izquierda Unida; para los de Foro Asturias; para los indignados; para los del PSOE que votan al PP; para los del PP que votan a Izquierda Unida; para los de Izquierda Unida que votan al PP; para los que toman caipiriñas; para los que pasan las fiestas sin alcohol; para los que cantan habaneras; para los que desafinan por las noches. En definitiva para todos los que quieran disfrutar de las mejores fiestas del mundo, las del Carmen y La Magdalena”.

Tras el pregón, primer gran disparo de pólvora a cargo de las peñas Xiringo, Carmen, Xareu y Mortero para, seguidamente, iniciar todas las peñas un gran desfile por las calles de la villa en el que el humor, los cánticos y los bailes fueron especiales protagonistas. Desde este momento, las noches dejarán de existir como tales en la villa. Al terminar el mismo, en el patio del ayuntamiento, se procedió al reparto del bollo y el vino. La pólvora iniciaba su continuo crecer y así, a la una de la madrugada, se iniciaba la primera tirada de fuegos de artificio a cargo de La Carcasa, Folixa, Barreno y Castaña que celebra su décimo aniversario.
Por otra parte, entre explosiones y caipiriñas los cangueses viven hoy la noche más larga del año. Muchos serán los que amanezcan mañana en los alrededores del Prao del Molín, centro neurálgico de la Descarga, para presenciar la mañanera procesión de la imagen de la Virgen del Carmen y el disparo de las salvas de las peñas del Cachu, L´Andolina y Ramilletera .

Read Full Post »

Ese aire sutil que sube río arriba desde Obanca se cuela ahora bajo el páramo herido que dejaron las viejas casas del barrio tras su inútil derribo. Ahora no tiene barreras y abraza el todo espacial abierto de lo que fue entrañable y recoleto.

El sol acariciaba ya Santa Marina de Obanca. Salí a la ventana somnolienta quizás para pasear en soledad mis pensamientos o, quizás también, para olvidar ayeres vividos que ahora se enredaban como telarañas en mi mente. Me envolvía una taciturna melancolía. Intentaba cicatrizar heridas pasadas como la que frente a mi ventana ostentaba mi barrio.
Una herida difícil ya de cerrar y que, como algunas de las que la vida inflige a cada uno, permanecerá abierta en la memoria colectiva de los vecinos del Corral. Un ayer que ya no es hoy y nunca será mañana. El aire del norte se cuela ahora con mucha facilidad en el barrio. El frío es mayor que en mi niñez como también los es en el ser y el sentir de los vecinos. Ese aire sutil que sube río arriba desde Obanca se cuela ahora bajo el páramo herido que dejaron las viejas casas del barrio tras su inútil derribo. Ahora no tiene barreras y abraza el todo espacial abierto de lo que fue entrañable y recoleto. Es el mismo frío que noto dentro de mi cuando revivo aquellas tardes de junio de mi niñez y juventud. No es un frió intenso ni que duela. Simplemente amortigua sentires y acrecienta soledades, amores y dolores perdidos en el río de la vida.
Me invade una cierta melancolía que se deja ir, a la par que la mirada perdida, monte arriba en la distancia. Como se dejan ir mis recuerdos por los recovecos del barrio. Poco a poco, lo que es ya no es y el tiempo rebobina como una vieja película en blanco y negro. Ahora es lo que fue. Las casas que ya no están se levantan de nuevo y se llenan de vida. Y se abren las ventanas y se cruzan saludos y latiguillos. Y se inquiere por éste o por aquel, por lo cercano, por la amistad surgida del cariño de años de roce de famillas y heredades que se perpetuaban.
Poco a poco el espacio, especialmente delante del edificio del juzgado, se va llenando de una chiquillería ruidosa. Apenas pasa algún que otro vehículo que se detiene sin prisas en la gasolinera. Las mujeres caminan hacia la compra en pausada charla. Aún no han llegado los supermercados ni las ofertas. Todo es más sencillo, más rutinario, más entrañable.
Las telarañas de mi mente se van despejando entre bostezos. El sol lame ya los tejados más cercanos. Como en una película, el círculo imperfecto que configura El Corral cobra vida. Fotograma a fotograma van desfilando en la misma sus vecinos, los que le configuraron, los que le llenaron de vida, de cariños y de tradiciones. No voy a ponerles nombre, vosotros los sabéis y los veis igual que yo. Es nuestra pequeña historia viva que vuelve. Muchos ya no están físicamente con nosotros, pero siempre estará su impronta, la huella que dejaron tanto en el barrio como en cada uno de nosotros. El blanco y negro de la película de la vida va adquiriendo color. Y el barrio adquiere más dinamismo. Los niños siguen en el mismo sitio, pero ya no tienen tanta libertad. El número de vehículos ha aumentado. Enormes camiones llenan de polvo negro el entorno camino de Soto de la Barca. La gasolinera ha dejado paso a una rotonda. Mi bario comienza a cambiar. Pero sus gentes permanecen, su espíritu perdura. La vida de Cangas adquiere un nuevo dinamismo, la ruralidad comienza a dar paso a lo urbano.
Atrás van quedando también los sueños de mi adolescencia enredados entre libros, ilusiones y pequeños desengaños que se quedan entre el Instituto de La Vega y mi barrio. Pero éste aún permanece, aún palpita de vida e ilusiones conjuntas.
Los más jóvenes marchan a estudiar a Oviedo. La mina adquiere protagonismo. La economía se dinamiza y quedan atrás muchas penurias. Todo comienza a cambiar en el barrio. Y sigue el desfile de caras ya nítidas y cercanas como el rayo de sol que ya se cuela por mi ventana.
Mi barrio, sus gentes y gran parte de mi vida y mis recuerdos. Suenan unos golpes en la puerta.

-Mamá nos preparas el desayuno.

Hoy es la noche de San Juan

José Luís R. Mera
Programa de Fiestas del Barrio del Corral de 2011

Read Full Post »

Os adelanto una de las hojas del programa de fiestas que comenzará a repartirse, mañana, sábado, a eso del mediodía.
FELICES FIESTAS A TODOS

 

Read Full Post »

Cangas plantó su arbolón

El árbol, de 24 metros y unos 800 kilos, llegó a la villa a hombros de los mozos
Fue izado a mano en Ambasaguas entre tejados y callejuelas

Cangas cumplió con la tradición un año más. Cuando apenas pasaba una hora y media del día del señor San Pedro, un humeiro de 24 metros y unos ochocientos kilos de peso era izado a mano en Ambasaguas frente a la ermita del Virgen del Carmen.
Todo empezó a las ocho de la tarde cuando un grupo de unos cincuenta mozos iniciaban el camino en busca del arbolón. Ya estaba ojeado. Este año se echó abajo junto al Paseo del Vino, junto al Luiña, poco más allá del barrio de San Tiso. Con el cuidado que requiere el hecho de que la copa debe de llegar intacta se inició la difícil maniobra de sacar el árbol por el estrecho camino y, sobre todo, de girar en Santiso librando todo tipo de obstáculos. La pericia se hizo notar. Salvado el primero, los mozos iniciaron el camino hacia el centro de la villa, disparando voladores, dando vivas al arbolón, al vino, a la quilica y a María L´Aire, mujer que rescató la tradición en el pasado siglo cuando estaba a punto de perderse.

Escoltados por un gaitero, la profana procesión inició sus paradas por cuantos bares se cruzaban en su camino. Como los mozos no debían de sentir mucho peso subieron al gaitero en el árbol y así cruzaron la Calle Mayor camino de la Plaza Conde de Toreno. Desde aquí se inicia el trayecto más complicado bajando por la e Cangas plantó su arbolón El árbol, de 24 metros y unos 800 kilos, llegó a la villa a hombros de los mozos Fue izado a mano en Ambasaguas entre tejados y callejuelas Cangas cumplió con la tradición un año más. Cuando apenas pasaba una hora y media del día del señor San Pedro, un humeiro de 24 metros y unos ochocientos kilos de peso era izado a mano en Ambasaguas frente a la ermita del Virgen del Carmen. Todo empezó a las ocho de la tarde cuando un grupo de unos cincuenta mozos iniciaban el camino en busca del arbolón. Ya estaba ojeado. Este año se echó abajo junto al Paseo del Vino, junto al Luiña, poco más allá del barrio de San Tiso. Con el cuidado que requiere el hecho de que la copa debe de llegar intacta se inició la difícil maniobra de sacar el árbol por el estrecho camino y, sobre todo, de girar en Santiso librando todo tipo de obstáculos. La pericia se hizo notar. Salvado el primero, los mozos iniciaron el camino hacia el centro de la villa, disparando voladores, dando vivas al arbolón, al vino, a la quilica y a María L´Aire, mujer que rescató la tradición en el pasado siglo cuando estaba a punto de perderse. Escoltados por un gaitero, la profana procesión inició sus paradas por cuantos bares se cruzaban en su camino. Como los mozos no debían de sentir mucho peso subieron al gaitero en el árbol y así cruzaron la Calle Mayor camino de la Plaza Conde de Toreno. Desde aquí se inicia el trayecto más complicado bajando por la estrecha Calle de Arrastraculos cuyo nombre ya la define, atravesando el viejo puente bajo el que se unen el Narcea y el Luiña hasta llegar frente a la ermita. Bajo la atenta mirada de cientos de personas, a fuerza, entre tejados y callejuelas, el árbol se clava en tierra y su copa se alza sobre el campanín. Un joven cangués trepó por el mismo colocando junto a aquella una corona de flores. La tradición se había cumplido un año más: el árbol fue robado, traslado a hombros, llegó con la copa intacta y sobrevoló la espadaña de la ermita. strecha Calle de Arrastraculos cuyo nombre ya la define, atravesando el viejo puente bajo el que se unen el Narcea y el Luiña hasta llegar frente a la ermita. Bajo la atenta mirada de cientos de personas, a fuerza, entre tejados y callejuelas, el árbol se clava en tierra y su copa se alza sobre el campanín. Un joven cangués trepó por el mismo colocando junto a aquella una corona de flores.

La tradición se había cumplido un año más: el árbol fue robado, traslado a hombros, llegó con la copa intacta y sobrevoló la espadaña de la ermita.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: