Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘recuerdos’

La exposición de indumentaria e instrumentos tradicionales del concejo con piezas originales será la joya de la programación cultural que se inicia el próximo viernes, día 23

La ropa, objetos e instrumentos recogidos en la exposición en ningún caso son reproducciones actuales, sino que se trata de piezas únicas y originales recuperadas de los viejos arcones

La Semana Cultural de Cangas del Narcea, organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento, se dedica este año a “La nuesa cultura” y se desarrollará entre el 23 de marzo y el 1 de abril. Una de las actividades previstas es la exposición de indumentaria e instrumentos tradicionales de Cangas del Narcea, que está elaborando la escuela municipal de música tradicional con la inestimable colaboración de los alumnos de folclore, que se espera sea la gran atracción y protagonista de la Semana Cultural.
En la exposición se podrá descubrir la vestimenta propia de los habitantes del concejo durante el siglo XIX y principios del XX, es decir, la ropa que tiene la consideración de ser la indumentaria tradicional de la zona, ya que es la moda que seguía la población antes de la llegada de la revolución industrial y textil a España y, por lo tanto, previa a la expansión de la ropa industrial. Además, en la muestra se incluirán piezas de transición que mostrarán al visitante la introducción de la industria, el principio de la globalización de las modas y la evolución que paulatinamente se implantó en la forma de vestir de principios del siglo XX, lo que finalmente supuso la desaparición de la indumentaria tradicional.
La ropa, objetos e instrumentos recogidos en la exposición en ningún caso son reproducciones actuales, sino que se trata de piezas únicas y originales recuperadas de los viejos arcones que aún se conservan en muchas casas del concejo. La profesora de música tradicional de la escuela municipal y encargada de organizar la exposición, Maribel López Parrondo, se muestra sorprendida y desbordada por la cantidad de piezas originales y antiquísimas que están recopilando y asegura que “las prendas, instrumentos y objetos que están llegando tienen un valor incalculable, pertenecen a una época tan arcaica que es difícil encontrar piezas originales como estas en otras partes de Asturias”.
Todo el material que se expondrá ha sido cedido por los vecinos de los pueblos cangueses pertenecientes a las zonas de Naviego, Cibea y Rengos. Por lo tanto, la muestra nos enseñará las costumbres, hábitos y modas del medio rural, dentro del que también se pueden apreciar las diferencias determinadas por la clase social a la que pertenecía la familia.
Ropas de diario, de lujo, capas de hombres, manteos, mantiel.los de mujer, trajes de cristianar escarpines, madreñas, pandeiros cuadrados, castañuelas de hombre y mujer, son ejemplos de la amplia muestra que llenará las salas de la Casa de Cultura, Palacio Omaña, del 23 de marzo al 1 de abril, muchas de ellas piezas únicas de esta zona porque según la profesora de música tradicional de la escuela municipal “es posible que pertenezcan a modas anteriores a la tradicional y que solo hayan perdurado en Cangas del Narcea”.
La exposición estará abierta a los visitantes de lunes a viernes de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:30. Durante el fin de semana también se podrán realizar visitas aunque los horarios varían, la Casa de Cultura permanecerá abierta de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00.
Más actividades de la Semana Cultural
El resto de actividades comienzan el lunes 26 de marzo con el concierto de la sección tradicional de la escuela municipal de música en el Teatro Toreno a las 20:30, que interpretarán los alumnos de tercero y cuarto de baile, percusión, gaita y tambor de la escuela. Más música para el martes 27, a la misma hora y lugar con el concierto de tonada a cargo de los cantantes locales Soledad Rodríguez, Andrés “Castil”, Araceli Fernández, Alicia Iglesias, Manuel Rubio, Adotino González, José Manuel Pérez, Alicia Fernández y Antonio Álvarez “Chicote”.
El miércoles 28 el Teatro Toreno vuelve a abrir su telón pero esta vez para descubrir la obra de teatro del Grupo El Hórreo de Barcia “Les locures de Pepe” que se representará a las 20:30. La siguiente cita nos emplaza en el Auditorio de la Casa de Cultura, Palacio Omaña, también a las 20:30 del jueves 29 para disfrutar de la proyección de “Los guardianes de la cultura” el documental del cineasta asturiano Jaime Santos promovido por GDR Alto Narcea Muniellos.
Para el viernes 30 está reservado uno de los actos más importantes de la semana, el homenaje a Concha Tresmonte que consistirá en la celebración de una mesa redonda en el Auditorio de la Casa de Cultura a las 20:30, en la que participarán Fernando Hornosa, Isabel López Parrondo, Xosé Antón “Ambás” e Ignacio Riguilón.
Para despedir los actos de la semana cultural el sábado 31 a las 20:30 en el Teatro Toreno se proyectará el corto “La ficha del sastre” de Marisa López, que cuenta con la participación de gente de Cangas del Narcea como actores. Evento que concluirá con la actuación del Grupo Mestura.

Anuncios

Read Full Post »

Entre los tres agasajados acumulan casi tres siglos de vida y vicisitudes

El Cetro Social de Personas Mayores de Cangas del Narcea homenajeaba a tres de sus más ilustres veteranos. Siro Arias, Alejandro Testa y María Fernández, todos ellos con 92 años. Los actos se enmarcan dentro del programa de actividades que durante toda la semana se han venido desarrollando en el Centro con motivo del XVIII aniversario de su creación. Cumplía pues su mayoría de edad.
Los jóvenes agasajados recibieron una reproducción del Palacio de los Condes de Toreno , sede de las consistoriales y un anagrama en cristal del Centro. La emoción y los nervios hicieron su aparición e incluso las lágrimas y la emoción. Noventa y dos años son muchos y los homenajeados eran la memoria viviente de todo lo acontecido en el pasado siglo, como recordaba María contando como llegó a Madrid con 16 años, con el inicio de la Guerra Civil, y hubo de trasladares a Albacete para que la puedieran hacer las curas pertinentes. Nació en la adea de Moral, en el concejo cangués y trabajó mucho yendo de pueblo en pueblo con la máquina de coser bajo un brazo y su hija en el otro.

Alejandro Testa nación en Navallo, cerca de Fonsagrada y cuenta con 7 hijos, 13 nietos y un biznieto. Estuvo en los frentes de Cataluña y Madrid y llegó a Cangas hace 37 años, desarrolló múltiples oficio relacionados con la construcción trabajando en los túneles de Proaza y la Presa de Grandas.
Siro Arias es cangués de pura cepa y era el séptimo de una familia formada por 13 hermanos. Llegó a jugar con la Cultural Leonesa durante el servicio militar. Trabajó de policía, carabinero, monitor de colegios y otros varios. Tiene dos hijos, seis nietos y tres biznietos.

Read Full Post »

Entre los tres agasajados acumulan casi tres siglos de vida y vicisitudes

El Cetro Social de Personas Mayores de Cangas del Narcea homenajeaba a tres de sus más ilustres veteranos. Siro Arias, Alejandro Testa y María Fernández, todos ellos con 92 años. Los actos se enmarcan dentro del programa de actividades que durante toda la semana se han venido desarrollando en el Centro con motivo del XVIII aniversario de su creación. Cumplía pues su mayoría de edad.
Los jóvenes agasajados recibieron una reproducción del Palacio de los Condes de Toreno , sede de las consistoriales y un anagrama en cristal del Centro. La emoción y los nervios hicieron su aparición e incluso las lágrimas y la emoción. Noventa y dos años son muchos y los homenajeados eran la memoria viviente de todo lo acontecido en el pasado siglo, como recordaba María contando como llegó a Madrid con 16 años, con el inicio de la Guerra Civil, y hubo de trasladares a Albacete para que la puedieran hacer las curas pertinentes. Nació en la adea de Moral, en el concejo cangués y trabajó mucho yendo de pueblo en pueblo con la máquina de coser bajo un brazo y su hija en el otro.
Alejandro Testa nación en Navallo, cerca de Fonsagrada y cuenta con 7 hijos, 13 nietos y un biznieto. Estuvo en los frentes de Cataluña y Madrid y llegó a Cangas hace 37 años, desarrolló múltiples oficio relacionados con la construcción trabajando en los túneles de Proaza y la Presa de Grandas.
Siro Arias es cangués de pura cepa y era el séptimo de una familia formada por 13 hermanos. Llegó a jugar con la Cultural Leonesa durante el servicio militar. Trabajó de policía, carabinero, monitor de colegios y otros varios. Tiene dos hijos, seis nietos y tres biznietos.

Read Full Post »

Ese aire sutil que sube río arriba desde Obanca se cuela ahora bajo el páramo herido que dejaron las viejas casas del barrio tras su inútil derribo. Ahora no tiene barreras y abraza el todo espacial abierto de lo que fue entrañable y recoleto.

El sol acariciaba ya Santa Marina de Obanca. Salí a la ventana somnolienta quizás para pasear en soledad mis pensamientos o, quizás también, para olvidar ayeres vividos que ahora se enredaban como telarañas en mi mente. Me envolvía una taciturna melancolía. Intentaba cicatrizar heridas pasadas como la que frente a mi ventana ostentaba mi barrio.
Una herida difícil ya de cerrar y que, como algunas de las que la vida inflige a cada uno, permanecerá abierta en la memoria colectiva de los vecinos del Corral. Un ayer que ya no es hoy y nunca será mañana. El aire del norte se cuela ahora con mucha facilidad en el barrio. El frío es mayor que en mi niñez como también los es en el ser y el sentir de los vecinos. Ese aire sutil que sube río arriba desde Obanca se cuela ahora bajo el páramo herido que dejaron las viejas casas del barrio tras su inútil derribo. Ahora no tiene barreras y abraza el todo espacial abierto de lo que fue entrañable y recoleto. Es el mismo frío que noto dentro de mi cuando revivo aquellas tardes de junio de mi niñez y juventud. No es un frió intenso ni que duela. Simplemente amortigua sentires y acrecienta soledades, amores y dolores perdidos en el río de la vida.
Me invade una cierta melancolía que se deja ir, a la par que la mirada perdida, monte arriba en la distancia. Como se dejan ir mis recuerdos por los recovecos del barrio. Poco a poco, lo que es ya no es y el tiempo rebobina como una vieja película en blanco y negro. Ahora es lo que fue. Las casas que ya no están se levantan de nuevo y se llenan de vida. Y se abren las ventanas y se cruzan saludos y latiguillos. Y se inquiere por éste o por aquel, por lo cercano, por la amistad surgida del cariño de años de roce de famillas y heredades que se perpetuaban.
Poco a poco el espacio, especialmente delante del edificio del juzgado, se va llenando de una chiquillería ruidosa. Apenas pasa algún que otro vehículo que se detiene sin prisas en la gasolinera. Las mujeres caminan hacia la compra en pausada charla. Aún no han llegado los supermercados ni las ofertas. Todo es más sencillo, más rutinario, más entrañable.
Las telarañas de mi mente se van despejando entre bostezos. El sol lame ya los tejados más cercanos. Como en una película, el círculo imperfecto que configura El Corral cobra vida. Fotograma a fotograma van desfilando en la misma sus vecinos, los que le configuraron, los que le llenaron de vida, de cariños y de tradiciones. No voy a ponerles nombre, vosotros los sabéis y los veis igual que yo. Es nuestra pequeña historia viva que vuelve. Muchos ya no están físicamente con nosotros, pero siempre estará su impronta, la huella que dejaron tanto en el barrio como en cada uno de nosotros. El blanco y negro de la película de la vida va adquiriendo color. Y el barrio adquiere más dinamismo. Los niños siguen en el mismo sitio, pero ya no tienen tanta libertad. El número de vehículos ha aumentado. Enormes camiones llenan de polvo negro el entorno camino de Soto de la Barca. La gasolinera ha dejado paso a una rotonda. Mi bario comienza a cambiar. Pero sus gentes permanecen, su espíritu perdura. La vida de Cangas adquiere un nuevo dinamismo, la ruralidad comienza a dar paso a lo urbano.
Atrás van quedando también los sueños de mi adolescencia enredados entre libros, ilusiones y pequeños desengaños que se quedan entre el Instituto de La Vega y mi barrio. Pero éste aún permanece, aún palpita de vida e ilusiones conjuntas.
Los más jóvenes marchan a estudiar a Oviedo. La mina adquiere protagonismo. La economía se dinamiza y quedan atrás muchas penurias. Todo comienza a cambiar en el barrio. Y sigue el desfile de caras ya nítidas y cercanas como el rayo de sol que ya se cuela por mi ventana.
Mi barrio, sus gentes y gran parte de mi vida y mis recuerdos. Suenan unos golpes en la puerta.

-Mamá nos preparas el desayuno.

Hoy es la noche de San Juan

José Luís R. Mera
Programa de Fiestas del Barrio del Corral de 2011

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: